Amigos de trabajo que deberías tener

En la oficina todos quieren ser amigo de su jefe, de la persona que está encargada de la seguridad, de la señora que limpia, y más. Esos son los comunes, pero cuando se trata de obtener ciertos “beneficios” en la oficina, nunca está de más tener cerca a las siguientes personas (nunca sabes cuándo vas a necesitar de ellas, y si llevas una buena relación con estos individuos, tal vez puedas lograr que tus días laborales sean mucho menos pesados y más fáciles de llevar – es una situación de ganar/ganar-. )

FriendOffice-578x240

1. La máquina de dulces: No es literalmente la máquina de dulces de quien te hablamos ahorita, sino de ese compañero que siempre tiene un chocolate escondido, o aparece a media tarde con un paquete de galletas de chocolate que te sacan de aprietos en esos días que piensas “pechuga de pollo y ensalada no fue la mejor elección para almorzar hoy” mientras tu estómago ruge furiosamente. Recuerda mantener el balance natural de las cosas, y si hoy fueron sus chucherías, mañana deberías aportar tu granito de arena a la causa.

2. El popular: Si tú no eres el que arregla los “After Office” entonces deberías hacerte cercano a quien lo hace. Si ves que tu vida fuera de la oficina no incluye a ninguna de las personas con las que convives durante 8 horas, y quisieras que fuera así, no debes dudarlo antes de agregar a tu círculo social a la persona más popular de la oficina. Tu ingreso a las reuniones post-trabajo podrán verse facilitadas si juegas bien tus cartas

3. El gurú de la computadora: Lo último que queremos ver, un jueves a las 5 de la tarde, es la pantalla azul de la muerte, pero todos sabemos que puede pasar. ¿Qué hacer si ocurre? Es aquí donde entra en acción nuestro compañero, el que sabe cómo funciona una computadora mejor que lo que conoce su carro, o la ruta a su casa. En vez de estar esperando a que el técnico encargado de la oficina llegue a resolver tu problema, este amigo puede hacerte el favor rápido y tú puedes volver a tus actividades sin perder más tiempo.

4. El hermano mayor: De nuevo, no hablamos literalmente de tu hermano mayor, sino de aquel compañero de trabajo que tiene mucho más tiempo que tú en la oficina. ¿No sabes qué ponerte para la fiesta de navidad? ¿No tienes idea de dónde está el botellón de agua? ¿El baño de arriba o el de abajo? ¿Deberías pedir la ensalada rayada en el comedor? Son cosas que a todos le asustan cuando llegan a un nuevo trabajo y no saben qué hacer, pero el hermano mayor está ahí para sacarte de aprietos y compartir su sabiduría contigo.

5. El voluntario: No se trata de abusar de la gente, pero nunca viene mal una mano amiga que te saque de problemas y apuros cuando más lo necesitas. Aquí es cuando aparece el voluntario, ese compañero que se queda esperando a que salgas, sin importar que sea tarde, para darte la cola, o te ofrece ayuda cuando ve que son las 5 y 50 y te faltan 3 reportes que entregar. ¿La mejor parte? No es ese tipo de personas que te lo sacará en cara cuando necesite algo de ti (aunque esto no significa que no debas ayudarlo a él cuando lo necesite. No te cuesta nada ser agradecido).

6. El optimista: En casi todos los ambientes de trabajo conseguirás personas pesimistas, aquellos que se encargan constantemente de hacerte sentir que estás trabajando en el peor sitio del mundo, que la paga no es suficiente, que jamás le darán el ascenso que pidió, y una variedad de cosas más que pueden amargarte el día más rápido que el tiempo que te toma terminarte el café de media tarde. Por eso debes tener a un optimista contigo, esa persona que te ayude a darle vidas a tus ideas -hasta aquellas que no son tan buenas- y que logre llevar al grupo a pensar mejores cosas que “odio todo”.

7. El nuevo más nuevo: No todo se trata de recibir, sino de dar. Dar es bueno, dar es recibir en cierta forma, y si ves a alguien nuevo en la oficina, perdido buscando la fotocopiadora, o sin saber cómo utilizar el teléfono de la oficina, es tu momento de brillar y darle a alguien la oportunidad de salir de aprietos cotidianos, pero fastidiosos. Es tu turno de compartir todo el buen conocimiento que sabes con alguien más.

Check Also

Deudas aterradoras que no te dejan dormir

Llegó el anhelado 31 de octubre o ‘noche de las brujas’. Aunque se ha querido ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com