El bitcoin revolucionará la economía actual

¿Por qué conocer el fondo de la historia del bitcoin? Esa sería la pregunta que muchos tendrían en mente antes de abrir en Netflix el documental ‘Banking on bitcoin’, una producción de 2016 realizada por Periscope y Gravitas Ventures.

Toma de pantalla

La cinta dirigida por Christopher Cannucciari, desarrolla una compleja maraña de hechos, verdades y mitos sobre la principal criptomoneda que ha causado revuelo alrededor del mundo. Desde su creación en 2009, la moneda digital inventada por un anónimo conocido como Satoshi Nakamoto (quien desaparece por completo poco después de que el bitcoin toma fuerza), el precio pasó de unos cuantos centavos de dólar hasta más de $4.000 dólares por cada bitcoin. Su nombre se desvanece en la página que dio origen a la moneda, como su correo electrónico. No queda nada para lograr contactarlo.

El tema se vuelve apasionante pues los periodistas, programadores, inversionistas, autoridades que se han tomado el trabajo de estudiar el bitcoin, explican que debido a la descentralización de las operaciones, a que no hay bancos que validen ni personas que cobren altísimas comisiones, se está ante la siguiente revolución tecnológica, desde que se inventó Internet. Toda una amenaza actual para la economía tal como la hemos conocido.

Lo anterior, gracias a que esta inversión (que se le llama estafa, ilícito o alegalidad, depende a quién se le pregunte) devolvió al público en general la confianza perdida en instituciones, bancos, autoridades, reguladores, medios, etc. Y por eso el entusiasmo. Las máquinas son los mineros que validan las operaciones, solo hay 21 millones de bitcoins en el mundo, que se pueden dividir en millones de fracciones, llamadas ‘satoshi’. Por ahora, ninguna autoridad ha declarado la guerra frontal, por el contrario, han emitido normas para su funcionamiento y países como Japón ya lo aceptan como un medio legal de pago.

Otra pregunta que cualquier televidente de esta producción quisiera contestar a través de los 90 minutos que dura el documental es saber qué pasará con la criptodivisa, la cual no es la única pero sí se ha convertido en el icono de su especie. Y para tener alguna respuesta, el director se ubica en un punto estratégico, como es el crash de la burbuja financiera que sacudió los cimientos de la economía más importante del mundo: Estados Unidos. Y muchas personas vieron cómo se esfumaron en manos de los gurús financieros de Wall Street sus ahorros, sus pensiones y sus sueños.

La historia quedaría en solo referencias anecdóticas, de cómo un ‘geek’ fue arrestado por utilizar los bitcoin para su propio portal de venta de drogas, o cómo los periodistas, técnicos, inversionistas, evangelizan sobre el bitcoin y lo convierten en la última apuesta de una sociedad cansada de los estragos económicos de los gobiernos y los poderosos grupos económicos.

¿Cómo se explica la euforia por el bitcoin? Quizá porque fue la primera moneda virtual, la que está rodeada de tanto misterio como del uso que se le da en la web. No hay que ser todo un experto informático para entender qué hace atractiva a esta compleja operación de informática, donde unos computadores son programados y atraídos para que validen cada operación. Al menos llama más la atención que no se sepa nada de la identidad del creador del documento que le dio vida al bitcoin. Tan solo un desafortunado programador americano, de origen japonés, se convirtió en el merecedor de una portada de Newsweek que lo sacó del anonimato, sin entender nada de lo que pasaba a su alrededor.

Aparecen otras sorpresas. Como por ejemplo, una familia de jubilados en Estados Unidos, muy interesada en saber del tema. Uno es un abuelo que pasa los 80 años, jubilado de médico, su esposa (ex jefe de enfermeras) y una profesora de secundaria, que hacen llamadas a conocidos para preguntarles sobre eso del bitcoin. Y la respuesta es la misma, “no los uso para nada, solo para comprar y venderlos. Y pienso conservarlos”.

Con una gran graficación, se puede viajar por los vericuetos del bitcoin y cómo las instituciones financieras lo ven como una amenaza para su negocio. Durante algunos minutos se centra en la propuesta del Bitlicense, una normatividad emitida por el Benjamin Lawsky, ex regulador del mercado de valores de Estados Unidos, quien realiza toda una audiencia para contarles a los dueños de billeteras virtuales de bitcoin (y otras monedas virtuales) sobre esta reglamentación. Lo más curioso es que termina asesorando de manera privada a las compañías que buscan esa licencia para seguir funcionando.

Las claves para entender el documental

Es mejor verlo con un poco de información. Aunque no se necesita ser un experto, es mejor saber algo sobre inversiones y conocer alguna que otra palabra técnica, como ‘peer to peer’, ciber-punk, volatilidad.

También muestra los dos lados de la moneda. Por un lado, reúne la visión de los revolucionarios tecnológicos que promueven el uso del bitcoin y personas del común que consideran este modelo como una estafa.

Finalmente, no se toma partido a favor de invertir o no en esta opción. Las familias que representan a ese inversionista conservador solo preguntan qué es y si es seguro o no. Pero en el mundo de las inversiones, lo cierto es que todo tiene un riesgo y que la tal seguridad, no existe. A continuación, le mostramos el ‘tráiler‘ de la película.

Check Also

Cosas que debe tener en cuenta antes de invertir en bitcoin

l bitcoin se dispara y llega a $7.361 dólares la unidad; aunque parece dar una ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com