Clave para manejar los cambios tecnológicos en tu negocio

Recientemente examiné la experiencia profesional de directores no ejecutivos de los principales bancos de Gran Bretaña. Como casi todas las industrias importantes de la actualidad, la banca depende de una tecnología compleja y cara.  Entonces, sentí curiosidad por saber si los individuos a cargo de la gobernanza corporativa tenían un conocimiento más que general de la tecnología de la información (TI). Descubrí que solo un banco tenía un miembro en su consejo con cierta experiencia directa en tecnología.

empresa-digital

Esto es típico no solo en la banca sino también en la mayoría de las industrias importantes. La tecnología es el agente de cambio más importante de la actualidad; difícilmente alguna industria es inmune a su potencial disruptivo y de creación de valor.

No obstante, los directores no ejecutivos carecen de la experiencia necesaria para desafiar y apoyar a los presidentes y a los directores ejecutivos para que incorporen la mejor tecnología a sus empresas.

Hoy en día, muchas industrias siguen empleando tecnología anticuada. A menudo, solo un esfuerzo de varios años apoyado al nivel de la junta directiva puede garantizar una reforma de TI responsable. Pero sin experiencia en TI a nivel del directorado, ¿cómo puede un consejo directivo tomar decisiones educadas y aprovechar una tecnología y un comportamiento del consumidor rápidamente cambiantes?

Para garantizar que la gobernanza corporativa incluya suficiente supervisión de la tecnología, propongo que las compañías sigan los siguientes principios:

– Incorporar a un experto en tecnología en el consejo directivo. Dé prioridad a las personas que sigan involucradas con la tecnología. La tecnología se mueve muy rápidamente para el talento estancado, por buena fama que tenga. Prepárese para rotar este rol al menos cada dos años.

– No depender de asesores. Muchos consejos directivos dependen de asesores y consultores técnicos para que evalúen las necesidades tecnológicas de sus empresas. Con mucha frecuencia, sus consejos son demasiado genéricos.

– Hacer preguntas difíciles sobre el gasto en tecnología. Los directores de los departamentos de información a menudo no son premiados por eliminar códigos o equipos viejos; más bien, “yuxtaponen” la tecnología vieja con la tecnología antigua, lo malo sobre lo peor; lo cual deja a su compañía vulnerable ante empresas nuevas que no tienen ninguna herencia obsoleta que manejar.

– Entender las amenazas cibernéticas. Desafortunadamente, la nueva tecnología abre vulnerabilidades incluso cuando crea valor. La seguridad total no es posible, pero entender el trueque riesgo-beneficio es esencial. Un sondeo reciente encontró que 80 por ciento de los consejos directivos ni siquiera recibe informes sobre la estrategia de seguridad cibernética de su compañía. Los informes deberían darse periódicamente.

Los presidentes deberían probar la preparación de su compañía para manejar el cambio tecnológico trazando mapas de los desafíos actuales y futuros para presentarlos ante sus directores no ejecutivos actuales. Muy probablemente descubrirán una brecha entre su equipo y las necesidades de la compañía.

Check Also

Ahorrar no es lo mismo que invertir

En un entorno de tipos de interés cero, donde la rentabilidad ofertada por la liquidez ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com