Como evitar el sobreendeudamiento

Una experta en finanzas nos da unas recomendaciones sobre cómo administrar el dinero para no sobreendeudarse y nos dice qué debemos hacer cuando las deudas nos llegan “hasta el cuello”. Cuando hablamos de sobreendeudamiento nos referimos al momento específico en el que una persona no tiene la capacidad de pago para solventar sus deudas, es decir, cuando se adquieren más compromisos financieros de los que se pueden cubrir en proporción con los ingresos y patrimonio que se tienen.

Hay gente que no se preocupa en absoluto por responder por sus deudas y prefiere gastar en viajes, ropa o compras absurdas en vez de cumplir con sus obligaciones. Sin embargo, no son conscientes de que huirle a las deudas no sirve para nada y que tienen que comenzar a trabajar en las principales causas que llevaron al sobreendeudamiento.

Que por lo general, tienen que ver con la disminución de los ingresos a raíz del desempleo, el aumento de gastos imprevistos por  alguna enfermedad o emergencia natural, la compra compulsiva, el mal uso de las tarjetas  y la adquisición de créditos sin revisar con anticipación la capacidad de pago.

Laura Mejía, gerente comercial de Resuelve Tu Deuda y experta en finanzas, reparadora de crédito, aseguró a Finanzas Personales que casi el 80% de las personas que se acercan a la compañía solicitando ayuda para negociar con las entidades financieras están sobreendeudadas. La razón principal es  la falta de educación, ya que nunca nos enseñaron cómo es la forma correcta de manejar el dinero.

¿Cómo saber en qué momento me estoy sobreendeudado?

Creemos que debemos alarmarnos solo cuando debemos cinco, diez o hasta 20 millones de pesos. Pero esto no es así, usted tiene que tener total control sobre su dinero, para poder detectar en qué está fallando antes de que las cosas se agraven y entre en crisis.

Para ello debe tener presente la regla 70-30, que indica que el 70% de sus ingresos debe ir dirigido a vivienda, salud, administración y transporte, mientras que el 30%, debe estar destinado para pago de deudas, entretenimiento y ahorro (recuerde que lo recomendable es que su ahorro sea del 10% mensual). El Kakebo es un método de ahorro que le podría ayudar a organizar sus finanzas

Con estos indicadores es que usted puede medir el termómetro de sus finanzas, ya que, si usted ve que el valor de sus deudas está superando el 30%, significa que se está sobreendeudado y que tiene que buscar otros ingresos extras, reducir sus gastos o ahorrar más dinero .

Sin embargo, si ese porcentaje se está desbordando es decir, llega al 50% o más de su salario, lo mejor es que se acerque a la entidad financiera donde tiene el préstamo y comente su caso, pero si ya entró en mora contacte a una reparadora de crédito o acérquese al Centro de Reconciliación y Arbitraje de la Cámara de Comercio para que le colaboren como intermediario para negociar y llegar a un pacto para solucionar las deudas.

Si por ejemplo, usted fue juicioso y logró resolver su situación financiera, pero sigue con reporte negativo en las centrales de riesgo durante un buen tiempo y no puede acceder a algún tipo de crédito, lo ideal según Mejía es que durante ese tiempo “ahorre”, haga un presupuesto más organizado y planificado para que no le vuelva  a ocurrir lo mismo.

Usted ya cayó y se levantó, ya tiene experiencia, así que evite errores y esté listo para los nuevos obstáculos financieros. Propóngase una nueva meta y fíjese un ahorro constante mensual, guarde el dinero en una cuenta o fondo donde no la pueda retirar por un buen tiempo.

Los gastos ‘hormiga’ también son importantes

Son aquellos gastos pequeños que hace en el día a día y que sí o sí afectan su bolsillo, de acuerdo con Mejía, este tipo de gastos llegan a ser parte del 40% de sus ingresos. Lo que quiere decir,  que si usted gana cerca de $1.700.000 mensualmente los gastos hormiga le estarían representando aproximadamente $ 750.000 y anualmente alrededor de $8.000.000.

Y es que, según el estudio Ahorro Latam 360° de 2016, no es que los colombianos no sean conscientes del ahorro, sino que más bien se ponen muchas excusas al frente para no lograrlo, nunca alcanza el dinero y muchos suelen decir que las deudas y las obligaciones no dejan ahorrar.

Sobre el ahorro, el estudio arrojó que: el 72% de los encuestados en el país declaró que lo hace de manera voluntaria. De este porcentaje, el 36% ahorra para imprevistos; 23% para el futuro; 19%  para proyectos; 13% para adquirir bienes raíces y 3% para su jubilación.

En fin, la clave para ahorrar está quizás en estos gastos hormiga, que con una buena administración, usted podría lograr conseguir un buen monto de dinero e inclusive encontrar que este sea rentable para sus obligaciones y además, para un espacio de  esparcimiento.

Por eso, aquí le dejamos algunas recomendaciones que da Resuelve Tu Deuda para lograr disminuir estos pequeños gastos que pueden poner en crisis su situación financiera.

  • Alternativas de movilidad: ¿Quién ha dicho que moverse por la ciudad tiene que costarle? No todo debe ser taxis, Uber, SITP o Transmilenio. ¿Qué tal si le apuesta a la bicicleta o las caminatas?
  • ¿Un cafecito?: en un país cafetero como el nuestro, el tinto de la mañana, el capuchino de la tarde o el granizado de las onces, puede desestabilizar seriamente su bolsillo. No gaste innecesariamente. Seguramente su oficina tiene cafetera para usted, pero si no le gusta, también está la opción de comprar el de su preferencia en el supermercado.
  • Almuerzo en casa: comer todos los días en diferentes restaurantes así sea en los más económicos, puede sumar entre $200.000 y $500.000 mensuales. Mejor prepare sus comidas favoritas y asocie esta actividad con otras metas como bajar de peso.
  • ¿Y el agua?: si usted es de esos que cumple el propósito de los 8 vasos de agua al día, tenga presente que comprar 3 o 4 botellas diarias equivale a unos $120.000 mensuales. Mejor adquiera su termo reutilizable y reenvase el agua. Con esta práctica ahorrará mucho y le dará un respiro al planeta.
  • Refrigerios y bebidas de su casa: dentro del mercado que realiza normalmente, puede invertir una parte de su presupuesto para comprar alimentos de su agrado que le funcionen como snacks. Con esta opción evitará salir a comprar diferentes productos, que tienen un costo más alto cuando se adquieren por unidad. Tenga en cuenta que los desayunos o los refrigerios entre comidas, pueden tener un costo mensual de $150.000 aproximadamente.
  • Controle los vicios: los cigarrillos son una gran amenaza para su economía. Con la prohibición de venta individual, cada cajetilla cuesta $4.500 aproximadamente. Suponiendo que solo adquiera una cajetilla a la semana, esto representaría un gasto aproximado de $216.000 al año.
  • Tenga un plan pospago: aún cuando el mito es que los planes son costosos y se convierten en una deuda más, las compañías móviles ofrecen muchos planes que se adaptan a necesidades puntuales. Los hay con cargos mensuales desde $30.000, pero cuidado, asegúrese de escoger el correcto porque si selecciona uno que no es suficiente, las recargas adicionales pueden convertirse en una gran fuga de dinero.

Check Also

Consejos de oro para crecer en el trabajo

¿Quiere saber cómo ascender en su trabajo? La respuesta es uno de los secretos más ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com