Cómo ser más productivo en lo que haces

Conozco muchas personas que son muy activas, que atienden infinidad de tareas en el día a día y logran muchas cosas, sin embargo con el paso del tiempo arrastran la sensación de algo inconcluso, o tal vez como si les faltara darle más importancia a algo.

Imagina por ejemplo…

  • Culminar una carrera universitaria de años y luego preguntarte ¿y ahora qué?
  • Dedicarte durante mucho tiempo a un deporte que nunca elegiste
  • Pasar años en un mismo empleo sin que ello signifique una realización personal
  • Perder tu salud a cambio de todo el dinero que con sacrificio has ganado

Y es que la productividad a nivel personal y profesional no tiene que ver solamente con logros o con completar ciertas actividades.  El verdadero sentido de la productividad tiene que ver con la realización personal y la satisfacción asociadas al alcance de nuestros objetivos con la menor dosis posible de estrés. Por otro lado, plantearse metas claras que sumen satisfacción y desarrollo pueden hacer una enorme diferencia siempre que disfrutes de lo que haces y te motive a hacerlo mejor.

Así que si te has estado preguntando cómo puedes ser más productivo y eficiente en lo que haces, acá te comparto algunos consejos y claves puntuales que te ayudarán a serlo en todo el sentido de la palabra.

20 Claves Para Ser Más Productivo y Eficiente

Aunque no lo creas, muchos de las claves que acá te comparto tienen que ver con hacer más eficiente y productivo lo más importante que tienes: tu mismo. Ya que si cuidas de ti, entonces tendrás más potencial para desarrollar con excelencia tus actividades cotidianas y alcanzar cualquier meta que te propongas.

1. Enfoque – una cosa a la vez

Uno de los principios más poderosos de la productividad personal es enfocarse. Y esta es la habilidad de seleccionar claramente que es lo que deseas alcanzar y dedicar la mayor cantidad de tiempo y recursos a la ejecución de ese objetivo.

2. Define prioridades

Asociado al punto anterior, una buena forma de saber en qué enfocarse es a través de establecer prioridades. Para ello deberías hacerte preguntas del tipo: ¿Cuál es mi prioridad a nivel profesional este año? ¿Cuál es mi prioridad a nivel familiar este año? ¿Cuál es mi prioridad a nivel personal este año?

3. Abandona actividades innecesarias

Adicionalmente, como parte del proceso de definir prioridades también lo es determinar cuáles actividades NO son una prioridad. ¿Qué tipo de actividades realizas que no aportan nada a tu desarrollo o al alcance de tus objetivos? Identifica cuáles son las cosas que debes dejar de hacer y toma la decisión de abandonarlas. No será fácil pues algunas las has hecho por compromisos sociales o porque te lo requirieron.

4. Evita los distractores

Ahora toca identificar distractores. Estas son aquellas actividades o incluso personas que sutilmente te distraen de alcanzar tus objetivos. Ese amigo que siempre llama para llevarte a la fiesta. Ese juego de celular que decenas de horas sin que te percates de ello o incluso tu serie favorita de Netflix consumen tiempo que nunca se puede recupera.

5. Divide tus metas en pequeños pasos

¿Sabías que para un alpinista profesional toma unos 40 días escalar el monte Everest y llegar a la cima? Imagina pretender hacerlo en 3 días. Lo más probable es que mueras congelado antes de siquiera haber logrado una pequeña fracción del reto.

6. Haz contactos de calidad

No hace falta ser demasiado inteligente para descubrir la importancia de tener buenos contactos. El éxito y la eficiencia personal de hecho están a asociadas a la calidad de contactos que construimos. Así que una buena forma de fortalecer tu nivel de eficiencia para alcanzar tus metas es construir relaciones de confianza.

7. Delega

¿Hacer de todo? Eso es seguramente una de las fórmulas del estrés que te llevarán precisamente a eso: hacer mucho y lograr nada. Con la consecuente dosis de frustración por no lograr lo que te propones. Una clave de la productividad personal es aprender a delegar.

8. Come más saludable

Comer más saludable no significa ni dietas ni que dejes de disfrutar del placer de comer bien.  Simplemente significa que tomes conciencia de la importancia de una mejor alimentación y que comiences a formar un hábito que a largo plazo tendrá enormes beneficios.

9. Toma más agua

Un tanto relacionado al punto anterior, un buen hábito que agregará mucha energía y salud es tomar más agua a lo largo del día. El agua hace que nuestro organismo funcione mejor por lo que uno o dos litros de agua durante el día sin duda marcarán una gran diferencia en tu rendimiento mental.

10. Camina 15 minutos diarios

Caminar durante algunos minutos diarios tiene innumerables beneficios para tu salud. Mejora la circulación, oxigena el cerebro, activa los músculos del cuerpo y quema calorías.

11. Dedica tiempo a ti mismo

¿Cuándo fue la última vez que tomaste tiempo de calidad para estar a solas? Leer tu libro favorito, ir al cine o simplemente hacer esa reunión con los amigos que tanto te agradaría. Y qué decir de unas vacaciones, comprar esa camisa que tanto te gusta o los zapatos que por tanto tiempo has postergado.

12. Aprende a descansar

Stephen Covey dijo que descansar es tan importante como aprender a trabajar. Y es totalmente cierto.  Conozco muchas de esas personas que trabajan 12 o 14 horas diarias. Dan todo por su trabajo (¡incluyendo su salud!). Descuidan a su familia, caen en excesos y al final de los días se dan cuenta que todo eso, no agregara tanto valor como pensaban.

13. Aléjate de la gente negativa

¿Te has dado cuenta que cierta clase de personas no aportan absolutamente nada de valor a tu vida? De hecho, hay quienes lejos de aportar algo, son tan negativos que solo sirven para contaminar tu mente o robarte tiempo valioso.

14. Aprende algo nuevo

Si visitas con frecuencia este blog, me habrás escuchado decir más de una vez que en la era digital, lo más importante es aprender y adaptarse rápidamente a los nuevos conocimientos.

15. Recompensa tus logros

¿Cuándo fue la última vez que recompensaste tu propio esfuerzo? Así es. Cuándo lo hiciste sin esperar reconocimiento de nadie más. Este es un principio de la efectividad que nos motiva a seguir adelante en la persecución de nuestros sueños.

16. Dedica tiempo a quienes más amas

Una de las premisas más poderosas de la productividad personal tiene que ver con el equilibrio emocional. Muchas personas sienten un enorme vacío al obtener muchos logros pero sentir que han dejado de lado a quienes más aman.

17. Duerme mejor

Hay centenas de estudios científicos que demuestran la importancia de dormir bien. No necesariamente tienen que ser 8 horas pero sí un mínimo de 6 o 7 para que tu cuerpo descanse y recupere la energía suficiente para enfrentar los retos diarios con mayor concentración.

18. Lee durante 15 minutos diarios

Desconozco la explicación biológica (o psicológica) de por qué leer un buen libro libera la imaginación creativa. Pero estoy seguro que toda la tecnología no sustituye en lo más mínimo la riqueza mental que transmite la lectura.

19. Evalúa tus avances

Para ser más productivo y eficiente en el alcance de tus metas, debes evaluar regularmente tus avances y preguntarte: ¿Qué estoy haciendo bien? ¿Qué puedo hacer mejor? ¿Qué debo dejar de hacer?

20. Deja de postergar

Finalmente y no porque sea la clave menos importante. Debes aprender a dejar de postergar.

Check Also

10 Negocios Para Emprender En 2019

Si una de tus metas en el 2019 es independizarte y dar el paso de ...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
themekiller.com