Errores financieros que todos cometemos

En la situación actual en la que una gran parte de la población mundial vive sumida en una profunda crisis económica personal, por eso hemos decidido analizar los errores financieros más frecuentes y dar recomendaciones sobre cómo evitarlos.

31543_55e41b61c461887b3a8b458f

Usar la tarjeta de crédito a diario: usar tarjetas de crédito para comprar artículos de primera necesidad es el error más grave que podemos cometer. Pero hay un error aún peor, y es no devolver a tiempo lo que uno ha pagado con la tarjeta. Muchos de los productos diseñados por los bancos y organizaciones crediticias tienen como fin aprovecharse de los errores que cometen sus clientes, puntualiza el portal. Al final habrá que ingresar una suma mucho mayor a la inicial: precisamente de este modo las organizaciones crediticias reciben la mayor parte de su interés.

Deudas: si uno tiene que pagar un alto interés por un préstamo, es mejor no intentar ahorrar mientras el préstamo no esté cerrado. Son simples matemáticas, argumenta el portal: en muy pocos casos el interés que uno recibe por su depósito de ahorro le aporta más dinero del que hay que pagar como interés por un crédito.

Coche: a la hora de comprar un coche, es mejor decidir de antemano para qué lo vamos a utilizar. De esta manera vemos qué prestaciones necesitamos y cuáles no. Muchos prefieren comprar automóviles nuevos, apelando a los riesgos potenciales que supone la compra de un vehículo de segunda mano.

Sin embargo, un coche nuevo pierde valor nada más salir del concesionario, destaca el portal que, en cambio, enfatiza la posibilidad de pagar a un experto para que nos asista a la hora de adquirir un coche usado para garantizar una buena compra.

Gastos de emergencia: mucha gente, especialmente los jóvenes, son optimistas y prefieren no pensar en la posibilidad de que surjan situaciones imprevistas. Todos deberíamos crear un fondo personal de emergencia. Aunque al final afortunadamente no nos suceda nada malo, este es un buen método para ahorrar, argumenta el portal, que indica que el período mínimo de ahorro para tal fondo son ocho meses seguidos.

Gastos extra: muchos no están contentos con su situación financiera, pero aun así no siempre tienen un cuadro completo de adónde va su dinero cada mes. Como primer paso,  recomiendamos que cada miembro de la familia registre sus gastos diarios (o mensuales). Luego llega la hora de analizarlos y reportar sus ’recortes’ ante la familia.

Todos aquellos que se sientan limitados por sus recursos financieros deben considerar la posibilidad de reducir sus gastos no obligatorios. Por ejemplo, olvidarse de tomar cafés en cafeterías o comer en restaurantes para, en su lugar, llevar al trabajo comida hecha en casa, recomienda el portal. Con tan solo un par de meses aplicando estas medidas de ahorro uno notará ya sus efectos en las finanzas personales.

Check Also

Cómo evitar «relaciones tóxicas» con el dinero

La falta de dinero muchas veces llega a afectar en nuestra vida cotidiana, ya que ...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
themekiller.com