Excusas que no debes tener sobre el trabajo

Hay dos tipos de hombres en la vida: los que hacen y los que se excusan. Los primeros son todo lo que los emprendedores representan, pues,  salen a la calle y hacen que su vida sea lo que ellos quieren que sea.  Los segundos, se quedan sentados dejando pasar las oportunidades que se le presentan.

excusas-578x240

¿Qué harán cuando las excusas se acaben? ¿Esperarán hasta ese punto para alcanzar el puesto o trabajo que realmente quieren y merecen? ¿Serás tú como ellos?

Es momento que estas cinco excusas dejen de ser parte de tu vida y empieces a tener la vida profesional de #UnTipoSerio:

1.Estoy muy ocupado para cambiar mi vida”: Hey, no eres la única persona del mundo que trabaja o estudia. Es más, hay personas que trabajan y estudian al mismo tiempo, y aun así no ves a esa gente quejándose por no tener tiempo. El trabajo duro y la dedicación que tú le quieras poner son los factores claves que te ayudarán a alcanzar el éxito en tu carrera. Si de verdad quieres algo, crearás el tiempo necesario para lograrlo.

1. “No tengo dinero para cambiar mi vida”: Al comienzo, el único recurso que necesitas es tiempo. Puedes empezar a cambiar tu vida profesional hoy mismo, si lo deseas, y más ahora que dispondrás de la motivación suficiente.

2. “No sé qué quiero hacer con mi vida”: La soñadores esperan que su propósito de vida llegue del cielo, cuando pueden salir a la calle y buscarlo. Nadie en esta vida tiene -al comienzo- una idea clara de lo que quiere hacer. Escribe, lee, haz algo que llame tu interés y poco a poco, la idea llegará a tu mente. Cualquier puesto de trabajo es una catapulta profesional si haces las cosas con dedicación, sin importar el área en que estés, siempre tendrás la oportunidad de crecer y llegar a donde tú deseas.

3. “Algún día haré…”: El “algún día” es un lugar místico que solo está en tu mente. Algún día escribirás un libro, algún día tendrás tu propio negocio, algún día serás dueño de un Ferrari. El único problema es que “algún día” no está marcado en tu calendario y debes cambiar eso. Plantéate objetivos y mantente firme con ellos.

4. “Es solo un trabajo”: No, algo que le dedicas 40 horas semanales no es “solo un trabajo”.  Es tu vida de lo que estamos hablando, no esperes a que llegues al punto de “debí haber aplicado a esa beca” o “debí haber tomado ese curso de gerencia”.  La oportunidad está ahí, solo tienes que tomarla.

Check Also

Como ser más productivo, segun la ciencia

A veces nos puede dar la impresión de que cuantas más cosas tratamos de hacer, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com