¿No te alcanza el dinero? Reflexiones para cambiar.

Esta aventura que comenzó la semana pasada es de esos caminos interesantes, esos recorridos en donde siempre alguien tiene algo que decir: pues es maravilloso que eso ocurra, así nos damos cuenta que los pasos en la arena se ven antes de ser borrados. Gracias a cada persona  que me ha hecho llegar algún comentario, todos enriquecen.

faltadedinero-578x241

El Titán Prometeo entre muchos de sus engaños: tuvo el atrevimiento de robar el fuego a los Dioses para compartirlo con los humanos, por su osadía fue condenado a estar encadenado en el Cáucaso donde cada día un águila vendría a devorar su hígado –al ser inmortal cada noche le volvía a crecer, repitiendo la danza de castigo días tras día-.

En el imaginario masculino Prometeo sigue allí: silente y castigado, imposibilitado para compartir su luz con el resto del mundo por temor o incluso impotencia ante las represalias. En esta columna se busca abrir puertas para la liberación del Prometeo de cada quien, para mostrar posibilidades ante situaciones que opacan tu luz. Premisas necesarias de aclarar: estas letras pueden ser terapéuticas pero no pretenden sustituir a la psicoterapia, la cual es la herramienta más efectiva para favorecer la introspección y el autoaprendizaje; tampoco se pretende hacer de consejero (pese a que creo que esta figura ha sido mal interpretada) puesto que las palabras se hacen consejo cuando pasan por tu corazón con buen ánimo y por tu actuar con convicción –así que la determinación de consejo o no dependerá de ti-, y por último si tu situación se resuelve a leer y aplicar lo que dicen estas letras: ¡Enhorabuena! Te has dado cuenta que estabas sobredimensionando tu problema. Acá compartiré reflexiones, pensamientos y propuestas, la validez de ellas depende de ti, el cambio efectivo en tu vida depende de ti: te toca a ti liberar tus propias cadenas.

Tema del día: No me alcanza la plata…

Mi buen amigo Ernesto en estos días me comentaba: “Me siento encasillado y preocupado, hace unos meses dejé mi trabajo, ya la liquidez es cada vez menor, mi mujer gana más que yo ahora… ¿Qué rezo mi pana, hago algún ritual, como puedo cambiar la situación, que tengo que hacer para ser más próspero?…” Una conversación muy interesante despertó este comentario, les contaré algo (por cierto con el permiso del protagonista)…

Iniciamos buscando que significaba la liquidez en la vida de Ernesto, conseguimos que estaba asociada a: estabilidad, independencia y poder personal. La conversación nos llevó a evaluar en cuáles esferas de la vida de Ernesto estaban presentes la inestabilidad, la dependencia y la impotencia, la escasez de liquidez le estaba gritando que estos tres elementos estaban presentes en su vida: no desde esta coyuntura en particular sino casi desde siempre, este darnos cuenta encendió un punto de luz sobre el cual enfocar algunos cambios.

Ante una situación similar vale considerar:

¿Qué te dice la falta de liquidez? Al atorarnos en un problema, el hecho de ir más allá y ver sobre lo que nos está hablando la situación, es lo que nos permite obtener los aprendizajes posibles y ver las oportunidades que nos ofrece cualquier situación que tenemos y no queremos. Por lo general estas situaciones que no nos favorecen vienen de patrones arraigados desde la crianza.

La buena noticia: todo patrón es susceptible a ser modificado. Ninguna situación de vida es inmutable y determinante, todo puede cambiar cuando reconocemos donde estamos.

Procura dar algo de estabilidad a tu vida: busca una rutina, un hábito saludable que te permita airear los pensamientos. Ten horarios para hacer incluso las tareas domésticas, proponte hacer esas reparaciones que tienes pendientes desde hace tiempo para la casa o el carro. Un hombre con tiempo estructurado se convierte en un hombre con pensamiento organizado. Donde hay orden, hay éxito.

Evalúa tus posibilidades de independencia: nuestro ego masculino se resiente cuando nos sentimos dependientes de otros, y recuerda que un ego herido se convierte a la larga en un lobo feroz que atacará de forma automática. En lo práctico: revisa cuánto efectivo tienes ahorrado o en disponibilidad, evalúa cuánto tiempo logras vivir con ello, al día con tus gastos corrientes. Ubica en qué eres efectivamente talentoso y saca provecho a los dones que te ha regalado la vida, atrévete a crear eso que siempre has deseado, pero también recuerda que “El camino no es la meta”, emprender es un hecho de constancia. Por cierto lo de cómo me siento porque mi mujer gana más que yo es mejor dejarlo para luego.

Dale fuerza a tu poder personal: un buen ejercicio es evaluar cuáles son tus proyecciones reconfortantes y nutritivas, intenta encontrar cuáles son las cualidades que crees que estás proyectando, contrástalo con la retroalimentación que recibes de tu gente cercana (ojo: la mejor forma es preguntando qué cualidad ven en ti, deja el silencio, al menos ganarás una buena conversación). Un árbol con tronco fuerte podrá elevarse hacia la luz.

Y un tema más profundo: Honra a papá y mamá, la prosperidad (así como todo nuestro bienestar) está asociado a la representación que tenemos de nuestros padres, mira cómo va esa relación, qué estás valorando allí, qué estás reprochando, en ese continuo se ubica tu ser próspero: abrir la puerta de encuentro a papá y mamá es caminar hacia nuestra plenitud. En este caso pide ayuda externa: toma alguna sesión de terapia de constelaciones familiares, estoy seguro por experiencia personal que sirve de mucho, sirve de todo y para todo.

Podrás hacer todos los rituales o afirmaciones de prosperidad (pese a que los hombres no somos muy proclives a estas prácticas) pero recuerda que si la raíz no está sólida, abonada y estable:
ningún árbol florece.

Un Tipo Serio sabe que la liquidez en tu vida tiene un papel, mira qué te está diciendo: fluidez, deudas, insuficiencias… y actúa en forma coherente a lo que quieres cambiar.

Acá están sólo algunas luces, de ti depende colocarlas en el camino. Haz lo propio… ¡Adelante es al frente!

Check Also

Porque son necesarios los Sistema de Gestión Empresariales hoy en dia

En la actualidad es casi imposible que una PYME sobreviva sin llevar un buen sistema ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com