Pasos para crecer profesionalmente y no estancarte

Pasos para crecer profesionalmente y no estancarte. Si eres de los hombres que espera y se exige mucho de/a sí mismos, si tienes siempre una lista de ‘cosas por lograr’ y te preguntas constantemente si estás yendo a alguna parte con lo que estás haciendo, entonces eres alguien más propenso a padecer el sentimiento de estancamiento. Y es el campo de nuestras carreras el que más se ve afectado.

pasos para crecer profesionalmente

Quizás el mayor problema es la concepción que tenemos del tiempo. Ésta nos hace sentir que hemos agotado toda nuestra energía, gran parte de nuestros recursos humanos, y no hemos llegado a ninguna parte relevante aún. De manera inevitable, esa noción nos deprime.

Deja de buscar una solución mágica a tus problemas y lee con atención. Este es un proceso simple e infalible para lograr que tu carrera fluya sin estancarse:

Primer paso: pregúntate qué es lo que quieres lograr a corto plazo

Una cita famosa del beisbolista Yogi Berra dice: “Si no sabes a dónde vas, probablemente nunca llegues allí”. Es simple pero es cierto. Ningún ejecutivo, líder en negocios o empresario, dirige una compañía sin una meta clara en la mente.

Si no tienes claro qué es lo que quieres lograr en la próxima etapa de tu carrera, al menos redacta una lista de posibilidades y comienza a tachar una por una hasta que queden muy pocas opciones. A partir de las opciones que no eliminaste, trata de explicar de manera muy específica lo que quieres lograr y suprime de nuevo lo que sabes que no quieres hacer.

¿Para qué un proceso tan largo? Te preguntarás. Simple: hay un mundo entero allá fuera de posibilidades, y tú debes crear un filtro para saber cuáles son las verdaderas opciones que ameriten tu esfuerzo. De lo contrario, te perderás/abrumarás en el mapa y no sabrás a dónde ir.

Segundo paso: descubre qué es lo que te detiene

Esta es una pregunta importante: ¿por qué tu situación actual te impide llegar a donde quieres llegar? ¿Qué habilidades, capacidades o relaciones te faltan? ¿Qué estoy haciendo mal o qué debería hacer diferente? ¿Qué está descarrilando tus planes?

En el mundo de los negocios estratégicos, a esto se le llama un análisis de deficiencias. Lo mismo se aplica con los individuos y sus carreras profesionales. Es como cuando te miras un rato largo en el espejo para identificar tus principales defectos.

Si no eres totalmente honesto contigo mismo para descifrar lo que te está deteniendo a alcanzar tus objetivos, entonces nunca lograrás superar esas barreras.

Esto te ayudara a replantearte si tus metas son viables, si tus expectativas son muy altas, si estás pensando en tomar un riesgo que, quizás, no podrás enfrentar a nivel financiero. No estamos diciendo que tomar riesgos sea malo, todo lo contrario, pero siempre debes evaluar muy bien los límites del mismo riesgo, para asumirlo con firmeza y convicción.

Nota: No temas intercalar del primer paso al segundo y viceversa hasta que no estés cómodo y convencido con tus metas finales y con lo que necesitas cambiar para llevarlas a cabo.

Tercer paso: realiza un plan de acción y ejecútalo

Este es el punto donde la mayoría de las personas –incluso los gerentes y ejecutivos con experiencia- fallan. Esta tampoco es la parte más fácil. De hecho, cada parte de este proceso es difícil, lo que no niega que pueda ser sencilla. Al final, nunca es fácil lo que merece ser alcanzado en esta vida.

Lo que debes hacer acá es planificar un plan de acción a corto plazo que incluya los objetivos específicos que te propones, cuándo planeas alcanzar cada uno y el próximo paso que debes tomar para iniciar ese proceso de “cumplimiento”. Imprímelo y ponlo en lo lugar donde lo puedas ver todos los días.

Sé disciplinado con este plan. Haz una cita contigo mismo cada mes para revisar el estatus del proceso y actualizar tus próximos pasos. Si el cronograma se ha rodado, no hay problema. Puedes modificar los tiempos de acción y reajustar las fechas. Pero debes estar atento: si reprogramas todo constantemente, caerás en un círculo de delación que puede reflejar que no estás capacitado para asumir lo que te propusiste. En ese caso, debes revisar de nuevo el primer y segundo paso.

Finalmente, te dejamos algunas palabras de aliento: en la actualidad las personas no tienen mucha paciencia. Quieren llegar alto y lo quieren hacer ya. Pero la evolución profesional no funciona de esa manera. Así que, cuando te sientas intranquilo porque las cosas buenas no llegan tan pronto como deseas, no pierdas la calma, no renuncies. Mantente con disciplina en el camino hacia tu objetivo. Eso te distinguirá. Y eso te hará exitoso.

Check Also

Como ser más productivo, segun la ciencia

A veces nos puede dar la impresión de que cuantas más cosas tratamos de hacer, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com