Procedimiento para dar de baja definitiva a tu coche en un desguace

Existen muchas personas que están pensando darle una baja definitiva a sus conches en un desguace, pero desconocen el procedimiento que debe llevarse a cabo para realizar esta baja definitiva en territorio español, por tal razón existe una guía de desguaces españoles la cual presenta a los usuarios cual es el procedimiento adecuado que este debe realizar para terminar con este proceso.

Como sabemos para dar de baja tu coche de forma definitiva deberás entregar el vehículo, presentar una serie de documentación y comprobar que el justificante es auténtico y corresponde a la DGT.

Ya sea porque has decidido cambiarlo por uno nuevo o porque has tenido la mala suerte de sufrir un siniestro total o quizás ya no es posible hacerle frente a las reparaciones, será necesario tramitar la baja definitiva de tu coche para no tener que seguir pagando impuestos ni multas.

Los trámites para entregar tu vehículo en un desguece con la baja definitiva son los siguientes:

  1. Entrega del vehículo: ya sea “por su propio pie” o en grúa, deberás llevar el coche físicamente a un CATV, pues son los únicos centros que pueden gestionar legalmente la baja definitiva en la Dirección General de Tráfico (DGT).
  2. Documentación que debes presentar: además del coche, tendrás que llevar la ficha técnica, el permiso de circulación del vehículo y una fotocopia de tu DNI o NIE. No obstante, si el propietario no es quien realiza la entrega del automóvil o éste figura a nombre de una empresa (o de una persona fallecida), será imprescindible consultar con el centro elegido la documentación complementaria que se ha de aportar en cada caso.
  3. Firma la solicitud de baja definitiva: lo harás en el propio desguace (si llevas tú allí el vehículo) o el mismo día de la retirada con grúa, momento en el que firmarás la solicitud de baja electrónica.
  4. Justificantes de entrega en el desguace: el centro autorizado deberá entregarte dos documentos muy importantes. El primero de ellos es el certificado de destrucción del vehículo; el segundo, el justificante de baja definitiva de la DGT: puedes comprobar su autenticidad a través de Tráfico. Sin ellos no podrás acreditar ante ninguna administración o autoridad -por ejemplo, si el ayuntamiento te reclama el pago del impuesto municipal al año siguiente o si la póliza de seguros todavía se encuentra vigente- que tu coche ha sido dado de baja definitivamente y retirado de la circulación.

Check Also

Libros que deberías leer antes de empezar un negocio

Los libros pueden ser una asequible manera de recibir consejo profesional antes de empezar tu ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com