Reglas de oro para hacer una hoja de vida exitosa

El curriculum es el primer paso al presentarse ante una oportunidad laboral, por eso su impresión ante la persona que la recibe debe ser la más ganadora, para que de inmediato le den un “Sí”. Ubicarse laboralmente es difícil, sobre todo cuando no se tiene experiencia. Hay personas que aún siendo profesionales duran hasta dos años o más sin conseguir un empleo, las causas son muchas: los salarios que ofrecen son muy bajos, el perfil está sobrecalificado para el cargo, usted se ha quedado en el tiempo sin actualizarse con conocimientos y técnicas, no cumple con el perfil para el cargo o porque sencillamente todavía no se le ha dado el momento oportuno para encontrar una buena empresa  y cargo.

Esto, siendo un poco optimistas con la realidad, ya que, aunque puedan haber variables externas que afecten cuando se aplique a algunos empleos, también puede suceder que quien se esté equivocando con alguna cosa sea usted y esta sea la razón por la que todavía no consigue empleo. Quizá no está ajustando su perfil como se debe, trabajando la hoja de vida como en realidad es, no esté respondiendo correctamente en la entrevista o  su expresión corporal lo está delatando por los nervios o una mala mania.

En Colombia el desempleo a mayo de 2017 se encuentra en 9,4%, 0,6% más de lo que estaba para la misma época en 2016, cifras que tienen que ver con la situación económica actual del país y con los problemas de informalidad que hoy atravesamos, pues son muchas las personas que trabajan sin tan siquiera tener una afilición a salud.

Por otro lado, hay una brecha importante entre lo que piden las empresas, lo que buscan las personas y el proceso de aprendizaje que imparten las instituciones educativas. De hecho, según el estudio Guía Global de Habilidades, realizada por Hays (empresa reclutadora de profesionales) y Oxford Economics, son cuatro las habilidades que no tienen los profesionales colombianos y que hacen que se ‘importen’ líderes de otros países:

  1. Un segundo idioma: esta habilidad dejó de ser un plus para convertirse en un requisito, sin embargo, como tan solo el 4,22% de los colombianos dominan un segundo idioma como el inglés, se vuelve atractivo para las más de 700 multinacionales que se encuentran en el país, contratar a alguien que maneje el idioma. Así, esta posibilidad le abre más puertas y la da la oportunidad de conseguir salarios hasta de 30% más que el resto, afirma Axel Dono, CEO de Hays Colombia.

Además como afirma Alejandra Nieves, Country Manager de Cambridge University Press Colombia “los colombianos podemos vivir el inglés, hacerlo parte de nuestra cotidianidad, fijándonos  metas de aprendizaje a corto y mediano plazo, tales como adquirir de manera diaria entre 5 y 10 nuevas piezas de vocabulario que sean significativas para el  entorno personal”.

  1. Perfiles especializados: lo ideal es que usted sea singular, que tenga algo diferente a los demás que le pueda aportar a la empresa. Con algunos estudios específicos usted se puede diferenciar de la competencia, evalúe cuáles requiere el mercado y cuáles le sería mejor remunerados, pues no todos le pueden dar ese valor agregado. Dono, pone como ejemplo conocimientos en temas específicos como Search Engine Optimization (SEO), innovación y analítica de datos, que son ahora la clase de habilidades integrales y capacidades que todo profesional debería tener.
  1. Que piensen en los resultados: recuerde una cosa, lo importante “no es calentar asiento durante horas” es demostrar que usted puede conseguir lo que se propone y lo que le piden, según Luis Hurtado, especialista de la división de Tecnología de Hays, en Colombia se están reclutando especialmente perfiles que reúnan habilidades de dirección, comercial y de ejecución de proyectos. “Deben ser buenos directores, pero a la vez estar orientados al logro, a resultados tangibles, pero también deben actuar como facilitadores y coordinadores de recursos, presupuestos y manejo de tiempos”.
  1. Cambiar de empleo constantemente: poco les gusta a los jóvenes la estabilidad laboral por el deseo de tener experiencias diferentes y recibir mejor remuneración, sin embargo, esto puede ser contraproducente porque una persona que se va muy rápido representa pérdidas de dinero y tiempo para las empresas, por lo que este tipo de indicadores puede ser un elemento determinante a la hora de elegir  un candidato. De acuerdo con  el director de Performia, Jairo Pinilla, “por lo general para cargos gerenciales la experiencia exigida en un mismo empleo es de por lo menos tres años, para cargos medios es de dos años y para cargos operativos de uno y medio

Entonces, antes de comenzar con su hoja de vida, lo realmente importante es que evalúe estas cosas que le acabamos de mencionar, pues si cree que le hacen falta lo mejor es que trabaje en ellas antes de querer cambiar de trabajo para recibir una mejor remuneración o cargo profesional.

Si pasó este pequeño filtro, es hora de que revise su hoja de vida detenidamente a ver si cumple con estas tres cualidades que señala Matthew Katz, fundador y CEO de Verifi, empresa que ayuda a prevenir el fraude:

1. Hable de lo tangible: no se quede solo con las labores que ha desempeñado, diga todo lo que ha hecho, esto según Kats añade credibilidad a lo que está diciendo. Sea específico con sus logros, escriba si alguna vez asumió un proyecto y lo llevó de principio a fin obteniendo resultados, si llevo algún cliente importante  la empresa, si por ejemplo, algún trabajo que hizo fue tan bueno que lo utilizaron en otro lugar o fue publicado como artículo en alguna web.

Katz explica que los reclutadores “no solo quieren saber que usted es un experto en Microsoft, quieren ver lo que realmente ha hecho” y agrega que este tipo de cosas “solo me demuestra lo que es capaz de hacer y que vale más que el trabajo que está siendo contratado”.

2. El tono: a pesar de que una hoja de vida debe ser un documento profesional y debe estar escrita como tal, es preferible que su redacción no sea tan compleja como la de un libro, porque según Katz esta “debe tener un flujo de conversación que da la sensación de que usted es una persona agradable”, es decir, que la hoja de vida debe despertar a la persona que está leyendo las ganas de conocerlo en persona y saber más de usted.

El consejo de Katz es que comience por escribirla tal y como usted habla para después solo tener que editarla y corregir detalles de gramática y ortografía. En este sentido, lo que debe hacer es evitar usar palabras tan formales que no son comunes y que por supuesto usted no usa en una conversación.

3.Incluir las industrias en las que ha trabajado: no crea que solo debe poner la experiencia que tiene en la industria a la que se presenta. Si por ejemplo va a aplicar para telecomunicaciones pero  ha trabajado en el sector financiero póngalo, pues hoy en día según explica Katz, las industrias se combinan todo el tiempo y trabajan juntas, es el caso por ejemplo de las Fintech, un nuevo término que reúne tecnología y finanzas a la vez.

“Cuando contrato a alguien quiero saber si esta persona tiene habilidades en más de una industria…necesito que mi personal pueda ponerse en contacto con todo tipo de clientes y sus problemas comerciales específicos para que ayuden a encontrar la solución”.

Check Also

Como ser más productivo, segun la ciencia

A veces nos puede dar la impresión de que cuantas más cosas tratamos de hacer, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com