Como sentirte feliz y a gusto en tu trabajo

¿Sientes que llevas toda tu vida en el mismo empleo y sin progresos? Las razones del estancamiento laboral son complejas y variadas, pero la gran mayoría de ellas se sitúan en torno a lo que podemos percibir desde nuestro punto de vista.

Muchas personas desperdician su gran potencial por temor a lo que pueda suceder por arriesgarse, pero la zona de confort es lo que siempre se los pide.

Siempre se presentarán barreras o inquietudes a la hora de tomar ciertos riesgos, muchos por temor a nuestro futuro o los de quienes procuramos. Pero no hay nada peor que mantenerse en una fase de tu vida y luego, al llegar al final, darte cuenta que no progresaste en el aspecto profesional y no te realizaste nunca como un ser completo.

No siempre es cosa de las compañías en las que estamos, muchas veces nuestra labor ideal o nuestra competencia más clara, no forma parte de los planes o está fuera del alcance de las funciones de ésta. Pero es importante no limitarse a esto y continuar usando estos consejos:

1. Renueva y actualiza frecuentemente tu currículum

Para considerarnos competentes en nuestro entorno y facilidades laborales o profesionales, es de vital importancia que mantengamos una imagen adecuada y formal. Ésta la conseguiremos mediante la implantación constante y recurrente de información relevante para los puestos en los que nos consideramos capacitados.

Esto le permitirá a empresas y compañías que valoren tus cualidades, experiencia y vocación, darte una oportunidad con solo hacer entrega (o envío electrónico) del mismo. Es una puerta abierta para los curiosos y de gran utilidad.

2. Ten un perfil proactivo dentro de tu compañía

Una de las mejores formas de tener referencias, no es necesariamente un perfecto historial de años de esfuerzo en prestigiosas compañías.

Personalmente, preferiría emplear un hombre con buenas competencias y referencias de sus antiguos puestos de trabajo y recomendaciones redactadas o dirigidas por sus propios jefes, frente a uno con una gran cantidad de experiencia. Pues es el primero es posiblemente más confiable, por varias razones ocultas en el mundo empresarial.

Una persona que sabe dar respuestas elocuentes a situaciones emergentes, es el candidato ideal para cualquier puesto gerencial. Ya que esos puestos, viven de la improvisación.

3. Busca las maneras de ser más productivo

Siempre existe una forma, manera o posibilidad de resumir el trabajo. Muy seguido se emplean una gran cantidad de recursos contemplados en la fase organizacional, sin contar con gastos o incurrencias no previstas.

Ofrecer dentro de tu experiencia (o simplemente de tu imaginación) o solución que permita al trabajo ser mucho más eficiente, poder ser realizado en un tiempo menor al esperado, que les permita a los altos ejecutivos eliminar costos o gastos innecesarios o inclusive, todo a la vez. Te hará merecedor de aprecio y de consideración.

4. Destaca tu valor y aprende a detectar lo que no te conviene

Para un freelancer, es de vital importancia saber cuándo decir “no”. Pues una vez consolidado, siempre habrá múltiples ofertas, más no todas siempre representan una gran ganancia. Algunos trabajos podrás considerarlos como sosos, demasiado complicados y muy seguido, hasta mal pagados.

Mientras comprendas lo importante de mantener en alto tu nombre como individuo, empleado o independiente, nunca habrás de sentirte mal o incómodo con tus esfuerzos.

5. Deja de ser conservador y adáptate al cambio

Uno de los principales problemas que mantiene a muchos al margen y no les permite el despegue que podría proporcionar su vocación, es la actitud a mantenerse en negación total a la evolución.

Hoy día todo trabajo tiene avances, cada día nacen nuevos parámetros y todo cambia a nuestro alrededor. Ciertamente no es conveniente siempre estar abnegados a todos estos, pero gran parte de ellos tienen un gran impacto en el desenvolvimiento de una tarea y permiten darnos facilidad.

6. Actitud perpetua de resiliencia

Ahora bien, es verdad que no siempre todo sale como se esperaba que fuese, pero aun en esos momentos se debe mantener la capacidad de resiliencia, pues es importante fallar para aprender.

Si bien un puesto de trabajo no es seguro, lo importante no son los errores, si no como captamos la experiencia y adecuamos lo aprendido para generar un nuevo plan de acción frente a las vicisitudes, esta actitud es fundamental para cualquier persona, sea cual sea su rol a desempeñar.

No abandonar y perseverar en tu labor para alcanzarla y lograrlo como es debido y ayudar a todo el equipo, aprender a ser como el líder de las hormigas (pues la fuerza está en la unión) para guiar al plan de contingencia aun cuando esa no forme parte de tus labores, te dará un millón de oportunidades. Y como estos, hay una mayor cantidad de hábitos que sumar.

Check Also

Porque son necesarios los Sistema de Gestión Empresariales hoy en dia

En la actualidad es casi imposible que una PYME sobreviva sin llevar un buen sistema ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com