Tipos de emprendedores que existen en el mercado

Las personas emprendedoras tienen unos atributos psicológicos y personales que los identifican y caracterizan como agentes específicos en el mercado de trabajo. Y tienen algunas diferencias con el “empresario común”.

tipo de emprendedores

Tipos de emprendedores

Se ha clasificado a los emprendedores a través de distintos criterios. Por un lago, algunos autores los clasifican según el grado de innovación. Así, distinguen a:

  1. a) Innovadores: serían aquellos que crean o mejoran un producto, proceso o sistema y que poseen una educación y experiencia centrada en aspectos técnicos.
  2. b) Administradores: que son dueños de grandes empresas.

Otros autores, como por ejemplo, Smith (1967) hace uso del nivel formativo de la persona e identifica dos categorías:

  1. a) Artesanos: se caracterizan por presentar una educación limitada y una formación y experiencia técnicas. Además, es una persona poco sociable, propietario de una pequeña empresa y que trabaja duramente pero tiene poca planificación.
  2. b) Oportunista: es más activo, escolarizado, con habilidades de comunicación, planificación, capaz de delegar en otros y sus empleados son colaboradores. Está orientado a crear una gran empresa.

Otros autores, como Knight (1983) los distinguen según su formación y características innovadoras y distinguen:

  1. a) Artesano inventor: las mismas características que el emprendedor innovador.
  2. b) Promotor: encuentra su papel en el marketing y las ventas.
  3. c) Gerente-general: presenta un papel de coordinador.

Otros autores, como Amit, Glosten y Muller (1993) distinguen dos tipos de emprendedores según las motivaciones para involucrarse en la actividad empresarial.

Por un lado, los emprendedores “por empuje”, que son aquellas personas insatisfechas por su situación actual que se sienten obligadas a comenzar su propia aventura empresarial.

Por otra parte, “por atracción”, quienes se encuentran fascinados por un negocio o una idea y se implican personalmente en su aventura empresarial.

Otros autores, como Singer (1990) se centra en los rasgos de personalidad y establece cuatro categorías:

  1. a) Descubridores: presentan un producto, servicio o proceso donde sí existe innovación, creando nuevas ideas.
  2. b) Sintetizadores: agrupan varias ideas presentando varios productos, servicios o procesos donde sí existe innovación.
  3. c) Generadores: aquellos que promueven el nuevo uso, presentando un producto, servicio o proceso y existe innovación.
  4. d) Reproductores: no existe la innovación, ofrecen lo que ya existe.

Moriano y Palací (2003) los emprendedores se clasifican a partir de las motivaciones que les llevan a crear su propio negocio o a trabajar de forma independiente y se clasifican en:

  1. a) Emprendedores “vocacionales”: sienten impulso, ilusión y sueño de crear su propia empresa. Presentan una alta motivación de logro que les conduce a asumir riesgos y marcarse objetivos cada vez más desafiantes.
  2. b) Emprendedores “situacionales” o “por necesidad”: aquellos que crean su empresa para huir de una situación de precariedad laboral o la hacen empujados por las circunstancias del momento.

El autoempleo es un refugio que les permite un puesto de trabajo para ganarse la vida dignamente.

Check Also

Clave para trabajar con buen humor

A medida que la fuerza de trabajo adopta entornos de oficina flexibles, los principios ergonómicos ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com