Tips para trabajar de manera más inteligente

Comportarse de manera inteligente en el trabajo es sinónimo de tener bienestar laboral, pues le evita problemas y le facilita las cosas. Le damos algunos tips para que lo haga.

El primero de mayo se celebra el día del trabajador,  la conmemoración fue oficialmente declarada en el Congreso Obrero Socialista celebrado en París en 1889. La fecha fue elegida como conmemoración a los Mártires de Chicago, quienes fueron unos sindicalistas estadounidenses que participaron en huelgas, durante el primero de mayo de 1886, para conseguir las ocho horas laborales, y terminaron siendo ejecutados

En muchas ciudades alrededor del mundo grupos de ciudadanos salen a manifestarse exigiendo que se respeten los derechos laborales. Pues la situación no es nada alentadora, según la organización Oxfam, que se especializa en la lucha de la pobreza, las 62 personas más ricas del mundo poseen tantos recursos económicos como la mitad de la población más pobre de la Tierra

Según el Ministerio de Trabajo, durante el 2016 en Colombia la tasa de desempleo quedó en 9,2%, destacándose el desempleo juvenil que bajó a 15,9% cuando en 2010 llegó a 20,4% y la tasa de desempleo femenina que llegó a 12% cuando en el 2010 estaba en 15,6%. Lo que demuestra una pequeña mejora, sin embargo aún hay mucho que hacer en el campo

Aunque en el Día del Trabajo paradójicamente no se trabaje, es una oportunidad para pensar en el panorama laboral, no solo sobre los aspectos, políticos sino todos los demás que garanticen un bienestar en los trabajadores. Para celebrarlo, decidimos brindar  algunas recomendaciones que seguro harán su trabajo más cómoda.

Póngase tiempos

Son muy pocos los que asignan límites de tiempo para concluir una determinada tarea, la mayoría suele dejar las cosas para después , pero en ocasiones ese después queda en el olvido y la tarea nunca se realiza. Aunque se hagan listas de tareas pendientes, de nada sirven si no se establecen prioridades ni fechas límites para que la tarea quede hecha. Hay muchos cronogramas que quedan incompletos, vacíos, huérfanos, pues los deberes nunca se hicieron y los objetivos nunca se lograron.

Esto es bastante grave, cuando en  ocasiones se trata tareas que necesitan ser ejecutadas en un tiempo límite, pues las oportunidades no se presentan todo el tiempo.  Dejar algo para después puede significar no aprovecharlas, o incluso el fracaso, ya que hay cosas que no se pueden dejar para después, como las convocatorias, llamadas, o reuniones importantes

Entre más se imponga tiempos, y gane más conciencia de cuánto le demora realizar una tarea,  las cosas serán más fáciles en el trabajo. El tiempo transcurrirá de otra manera, se dará cuenta de sus picos de menor productividad, pérdidas de tiempo y momentos lúcidos.

No revise primero su email

La manera que empiece su día es crucial, pues en la mañana tenemos mucha energía y esta se desgasta a medida que pasan las horas, tomar decisiones es una de esas cosas que gasta abundante energía.

Tan pronto como usted abre sus emails, su cerebro se llena de información he ideas que lo obligan a tomar decisiones, así sus metas y objetivos pueden ser interrumpidos, o aplazados. David Rock, director del NeuroLeadersh Institute, y autor del libro Su cerebro en el trabajo: estrategias para superar obstáculos, dice que no se debe revisar los correos al comienzo de las actividades, a  menos de que su trabajo sea responder correos, lo recomendable es revisar el correo en las horas de la tarde.

Al comenzar su día, visualice sus objetivos, hágase una imagen de lo que va a hacer durante el día, y de lo que quiere a largo plazo. Aproveche la energía que tiene en la mañana, se sorprenderá al ver que puede estar más enfocado. Otro aspecto importante en cuanto al uso del correo, es que no se debe discutir cosas complejas por emails.  Si se da cuenta que su respuesta se está tornando una cuartilla de espacio, lo mejor es que se comunique telefónicamente con la persona que le escribió.

Seleccionar las metas más importantes

Es importante priorizar todos nuestros anhelos en la vida, ya que hay muchos distractores que pueden robar nuestra atención, por eso necesitamos tener claras y nítidas las cosas más importantes, como también pensar constantemente en ellas.

Para lograrlo, es recomendable que comience su día haciendo una pequeña  tarea que contribuya a sus metas más importantes. Por ejemplo si su objetivo es montar un restaurante, una tarea podría ser buscar que tipos de restaurantes son los más apetecidos en su ciudad y qué comida ofrecen.

Si usted organiza sus tres metas más importantes, le será más fácil cumplirlas que si tiene siete metas igual de importantes. De igual forma estará más focalizado, por lo que fácilmente podrá escanear el ambiente buscando oportunidades que contribuyan a conseguir esas tres metas

No pierda energía haciendo muchas tareas a la vez

Nuestros cerebros trabajan mejor haciendo una cosa a la vez, cambiar de tareas solo disminuye la atención, haciéndonos menos competentes en cada labor. Lo peor de todo es que no ayuda a ahorrar tiempo, cada actividad tiene una cantidad de tiempo necesaria para ser realizada, hacer dos a la vez no hará que esto cambie.

Concentrese en hacer algo a la vez, vaya tachando las tareas que va haciendo y se sentirá motivado para continuar.

Check Also

Habilidades de negociación que tienen los empresarios exitosos

Una de dos empresas en Colombia no sobreviven al primer año de existencia y mucho ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com