Trabajos que todo empresario odia

Echas la vista atrás, recuerdas que te hiciste empresario por una buena razón (como mínimo): ser tu propio jefe y controlar tu propio destino. Pero la realidad es dura y muchas veces sientes que solo has cambiado un trabajo por otro. Y es que a pesar de que nos empeñemos en creer que poner en marcha un negocio significa ser libre, lo cierto es que ser empresario tiene tantos inconvenientes como el trabajo asalariado.

Sí, habrá días maravillosos dedicados íntegramente a poner en marcha proyectos que te apasionan. Pero también habrá muchos trabajos aburridos, tediosos y mecánicos que son necesarios en toda compañía. Equilibrar lo bueno y lo malo forma parte de cualquier trabajo, ya seas empresario o asalariado. Sin embargo, como empleado existen pocas oportunidades para cambiar los aspectos negativos del trabajo. Afortunadamente ya no lo eres. Y siendo empresario tienes a tu disposición un montón de recursos para ayudarte a delegar, externalizar o automatizar las tareas que no te gusten

Trabajos que todo empresario odia

1. Trabajar solo

Los cotilleos en la oficinas y todos esos ratos perdiendo el tiempo con los compañeros pueden parecer banales, desperdicio de esfuerzo y horas de trabajo. Hasta que te encuentras trabajando solo. El mito del empresario que hace que encargarse de todo el trabajo parezca atractivo. De hecho, se le relaciona, muchas veces de forma cómica pero otras más enserio, como un súper héroe que puede con todo sin la ayuda de nadie. Pero el hecho es que estar todo el tiempo solo puede afectar gravemente a la productividad y, aún más, a la satisfacción profesional.

2. Dedicarse a tareas ajenas

La mayoría de los empresarios se involucran en un proyecto porque tienen una habilidad en particular. Por ejemplo, un buen escritor que ha dado el paso de convertirse en freelance. El problema es que ya no es solo un escritor, ahora también es empresario. De modo que tiene que ser especialistas en todo: marketing, contabilidad, finanzas, ventas y un largo etcétera.

3. Tareas repetitivas

La contabilidad, por ejemplo, es una tarea que se automatiza fácilmente. Pero, ¿qué ocurre con otras tareas que no son tan fáciles de automatizar? En este caso lo mejor es externalizar. Pongamos por ejemplo la gestión del correo electrónico. Cuando empieces no tendrás muchos mensajes, pero a medida que el negocio crezca, el número de consultas por email será mucho mayor. Responder cada mensaje es importante pero no necesitas hacerlo tú mismo.

4. Gestión del tiempo

Como demasiados empresarios saben, la cantidad de tiempo que pasas administrando la agenda puede ser igual a la cantidad de tiempo que pasas en reuniones de negocios. Es posible recuperar ese tiempo con aplicaciones que te ayuden a organizar tu agenda como Google Calendar.

Otro consejo para optimizar tus horas de trabajo es crear una lista de tareas de “no hacer” junto con la lista de “hacer”. De este modo, entenderás perfectamente cómo optimizar el tiempo y te liberarás de tareas y reuniones innecesarias.

5. Seguimiento de acciones y análisis de datos

Ya deberías saberlo, pero no está de más recordarlo. El seguimiento y la medición de cada una de las acciones que efectúes en tu negocio es vital para el éxito a largo plazo. No importa el tipo de proyecto que tengas entre manos, las métricas son muy importantes para medir el progreso y hacer un seguimiento de qué está funcionando y qué no. Por lo tanto, el análisis es básico para ayudarte a mejorar.

6. Escribir

Es abrumador la cantidad de documentos que un negocio requiere. El blog necesita contenido, hay que redactar notas de prensa, contenido patrocinado y publicaciones para generar linkbuilding.

Muchos empresarios adquieren la habilidad de escribir rápido en poco tiempo. Pero si esto no va contigo, tu única opción es externalizar. Las agencias de marketing de contenidos y escritores independientes pueden ayudarte. Pero si deseas conservar tu tono y estilo único, lo más recomendable es contratarlos.

7. Comunicación

Obviamente, no puedes externalizar la comunicación por completo. Pero además de contratar un redactor de contenidos, es recomendable localizar una herramienta que te ayude a minimizar la cantidad de tiempo que pasas buscando un dato en concreto a lo largo de los hilos de los correos electrónicos.

Check Also

5 Claves para ser mejor lider

Uno de las piezas más importantes dentro de una empresa o un grupo de trabajo, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com